Fotocopiadoras

La fotocopiadora individual, tal como la conocimos a fines del siglo XX, es un equipo que en la actualidad tiene una cuota de mercado limitada. En Argentina las fotocopiadoras individuales son máquinas que fundamentalmente siguen funcionando en librerías, kioskos, imprentas, y demás comercios ligados, o por ejemplo en los centros de fotocopiado de las Universidades públicas o privadas, donde por ejemplo es posible encontrar una moderna fotocopiadora Ricoch que opera a gran velocidad de copiado por minuto para realizar trabajos a veces de muchas copias.
Pero si bien a nivel de las oficinas el reemplazo de las fotocopiadoras por equipos digitales multifuncionales es un proceso avanzado, muchas empresas todavía prefieren contar con equipos individuales, ya que son económicos y sencillos de usar. Por lo común hoy estos equipos se disponen en áreas de archivo, o en las recepciones de las empresas.

Y como es natural, las fotocopiadoras tienen precios hoy más accesibles que en el pasado, ya que la tecnología también permite el desarrollo de equipos de menor porte sin perder calidad en las prestaciones. Además estos equipos no tienen por qué ser adquiridos en contextos de venta de fotocopiadoras, ya que hoy las empresas pueden recurrir al alquiler de fotocopiadoras, que incluso hasta pueden ser fotocopiadoras usadas. Al optar por el leasing, las empresas pagan por el uso, y no por la tecnología en sí misma.

En términos de tipologías el reino de las fotocopiadoras nuevas o usadas se segmenta –de acuerdo a las funciones o tamaños de los equipos- en la fotocopiadora de escritorio, personal, la fotocopiadora de estación de trabajo, la de planos. El precio de la fotocopiadora dependerá entonces de la complejidad del equipo, aunque para ser honestos en el mercado también hay casos de precios de fotocopiadoras que no se sostienen de manera lógica.
Particularmente los equipos que funcionan en red –como es el caso por ejemplo de la fotocopiadora Canon o Toshiba-, y que ofrecen servicio a grupos integrados por varias personas en las oficinas, por lo común no son fotocopiadoras baratas, ya que como buena fotocopiadora multifunción digital esta clase de máquinas deben garantizar un servicio constante y sin dilaciones.

Fotocopiadoras en alquiler

Para acceder a las fotocopiadoras en nuestros días el modelo del leasing es un recurso muy empleado, ya que les permite a las compañías disponer del servicio de equipos modernos sin tener que erogar fuertes sumas al inicio. En estos casos lo que se paga es un canon mensual por el alquiler de la máquina. Mediante este modelo por ejemplo se pueden aprovechar las prestaciones vanguardistas de las fotocopiadoras Ricoh, a precios de alquiler que las empresas pueden abonar sin que se les descalabren los presupuestos.

Lo cierto es que hoy en los ámbitos corporativos y para grupos de trabajo chicos a medianos, muchas firmas prefieren solicitar equipos multifuncionales. Estos equipos, además de la función de copiado, entregan otros servicios como impresión, escaneo, fax, etc., cosa que se puede resolver en red y compartiendo recursos. No obstante, todavía hay funciones y puestos de trabajo donde las fotocopiadoras individuales tienen una función central, y siguen entregando respuestas irremplazables.

¡Contáctese con Norcantec para obtener la solución de copiado apropiada!